Analítica web con gráfica ascendente en cuanto al tiempo.

Analítica web, o cómo optimizar tu estrategia

Seguro que habéis escuchado el término Big Data (y su posterior Machine learning). Pues bien, la analítica web (o web analytics en inglés) es un término que, aunque sea diferente del anterior, sí que comparte algo en común: datos, datos y más datos. A menudo creemos conocer qué quiere el usuario, pero lo verdaderamente interesante no es eso, sino qué es realmente lo que quiere el usuario. ¿Quieres saber cómo descubrirlo? ¡Sigue leyendo!

 

 

Datos, datos y más datos

Para ello, vamos a empezar definiendo qué es la analítica web:

Es la recolección, y por tanto medición, de datos web para su posterior análisis y obtención de conclusiones de tal forma que ayude a entender y optimizar el contenido, usabilidad o incluso te ayude a detectar errores.

Suena bien, ¿verdad? Parece evidente que cualquier web debería ser objeto de analítica, pues de otro modo no tendríamos forma de conocer el rendimiento que está teniendo nuestra estrategia de marketing online. Pero ¿qué datos nos puede arrojar una web?

 

Entendiendo los KPIs

KPI (Key Performance Indicator) o Indicador Clave de Rendimiento puede ser un numero, un porcentaje o incluso un nombre. Es decir, que adopta el tipo de dato que queramos cuantificar, de tal forma que se midan las acciones concretas que el usuario realiza en nuestra web. Ésta es una de las grandes posibilidades del marketing online, ya que en el offline todo se basa en estimaciones del impacto o el retorno de inversión que se está teniendo posteriormente.

Así, si por ejemplo nosotros queremos centrar nuestro foco en una zona concreta del mundo, el KPI de nuestra analítica web debería ser el país, región o incluso ciudad desde la que los usuarios de nuestra web nos están visitando. Esto es solo un ejemplo, pero podemos definir cuantos necesitemos, a elegir entre tan interesantes como el idioma del navegador que usan, el sistema operativo que ejecutan o incluso el tiempo y el comportamiento que tienen dentro de la web.

 

El tiempo, una variable a tener muy en cuenta

Objetivos, planificación y tiempo organizado para ello.

Varias de las virtudes que definen un buen analista de datos es la paciencia y el saber «jugar» con el tiempo a la hora de seleccionar la franja a analizar junto con su contexto. Si hace poco que nuestra web esta online, dispondremos de pocos datos recabados en nuestra analítica web. Por ello, primero es importante que nuestra web lleve online lo necesario para tener datos suficientes que analizar. De otro modo, podemos sacar conclusiones erróneas y llevarnos a realizar acciones que no sean para nada recomendables.

En ese aspecto, Seeyou Marketing siempre recomienda elaborar una estrategia de marketing online y seguirla como mínimo un mes y, dependiendo del caso incluso durante tres meses, de tal forma que produzca suficientes datos como para que sean fiables y poder optimizar la estrategia siguiente de la mejor manera.

 

¿Cómo definir bien nuestras métricas?

Este apartado se debería llamar cómo establecer bien nuestros objetivos, pues para establecer bien nuestros KPIs, primero tenemos que definir nuestros objetivos, para implementar las acciones que nos llevarán hasta ellos. Para ello, tenemos que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Definir muy buen tu «buyer persona» o lo que es lo mismo, el público objetivo al que va a ir dirigido tu proyecto. En este artículo ya te contamos por qué es tan importante en tu estrategia de marketing, ya que, si no, estarías centrándote en un público que no le interesa tu contenido o, en el peor de los casos, tu servicio, ocasionándote un retorno de inversión realmente bajo. Es decir, tenemos que conocer muy bien a nuestro usuario o cliente y sus necesidades.
  • Definir la forma en la que vamos a cubrir esas necesidades nosotros: mediante el ofrecimiento de nuestros servicios o mediante nuestros productos (puede darse el caso de ambos).
  • Por último, tenemos que tener en cuenta el estado actual del proyecto, que dependiendo de la madurez de este se deben establecer unos objetivos más de impulso inicial, crecimiento o mantenimiento, por ejemplo.

 

¿Y qué pasa si, pasado un tiempo fiable, obtengo un resultado no esperado?

Libros de empresas y Startups apilados.

No temas al cambio, puede que haya una solución mejor y que aún no la hayas descubierto. Existen metodologías como la Lean Startup en el caso de una empresa emergente y las agile para el desarrollo de software en las que, de una forma cíclica, se van construyendo acciones; realizando mediciones del resultado que nos esta dando; y posteriormente se aprende para construir una solución cada vez mejor o mas acertada. Te recomiendo usarlas, ya que te ayudarán a reducir el tiempo que se invierte en tu solución, permitiéndote pivotar mas rápidamente sin afrontar costes elevados de tiempo (y quizás de dinero).

 

Eso sí, comprueba primero que se hayan establecido bien los objetivos; que se hayan definido e implementado bien las acciones; y que se estén realizando bien las mediciones y posteriores conclusiones. Si tienes problemas o si te hace falta ayuda en alguno de los aspectos de tu analítica web, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de analizar tu caso y ofrecerte una solución personalizada y ajustada a tus necesidades.

Estrategias de marketing para no dejar el contenido compartido al azar.

Estrategias de marketing, o por qué no compartir contenido random

A menudo nos encontramos con clientes que tienen muy claro qué compartir y cuándo, confiando en su intuición y opinión subjetiva. Esto no esta mal del todo, pues la creatividad y espontaneidad son unos buenos aliados a la hora de generar contenido, pero ¿crees que es una buena elección dejar el impacto y posible captación de clientes al azar? De la misma forma que planificamos y definimos nuestros servicios, elaborar unas buenas estrategias de marketing es indispensable para optimizar el impacto y captación de clientes. Veamos cuales son las variables a tener en cuenta.

 

«Buyer persona» o público objetivo

Uno de los primeros pasos en todas las estrategias de marketing, digital o no, es definir tu público objetivo. Es decir, a quién va dirigido ese servicio o producto que vas a vender. Esto es muy importante, pues depende de él veremos todos los factores que te condicionan para tener el máximo alcance e intentar conseguir la máxima captación de clientes.

Por ejemplo, imaginemos que tenemos una tienda de ropa con uniformes para los colegios y vamos a definir nuestras estrategias de marketing. Empecemos por nuestro público objetivo, que serían esos niños que van a llevar los uniformes. Partiendo de ahí, parece evidente que abrir la tienda en Julio, que acaba de finalizar el curso escolar, sería quizás uno de los peores momentos para hacerlo. Claro, ¿verdad?

Pues en el mundo digital pasa exactamente lo mismo. Veámoslo un poco mas detallado.

 

Cuándo compartir

El ser humano esta acostumbrado a los hábitos. Nos gusta, ya que es la forma que tenemos de construir cierto orden y estabilidad en nuestras vidas para poder seguir creciendo y afrontando nuestras expediciones fuera de nuestra zona de confort. Así, nos vamos haciendo desde pequeños a cuándo irnos a la cama, cuándo levantarnos, desayunar, etc.

Internet, los smartphones y las redes sociales han llegado para formar parte de nuestras vidas, adaptándose e intentándonos hacer la vida más fácil. Dado que aún seguimos teniendo las mismas 24 horas al día 😁, cuándo consultemos las redes sociales depende de los hábitos que hayamos ido adquiriendo en nuestras vidas.

Hemos visto que existen meses mejores o peores para nuestra actividad. De una forma análoga, también existen mejores horas o días para compartir, o visualizar desde el punto de vista del consumidor, esos productos o servicios. Si seguimos con el ejemplo de la tienda de ropa, parece peor momento compartir y ofrecer nuestros uniformes el sábado a las 8 AM que el lunes a esta misma hora.

 

Qué compartir

Como bien hemos visto en el título, crear contenido «random» o aleatorio no es la mejor opción. Este punto quizás sea el más difícil de explicar, pero creo que con un buen ejemplo se entiende mejor.

Ahora, en nuestra tienda de ropa, acabamos de inaugurar nuestro blog para darle mas notoriedad y posicionamiento a nuestra tienda. Para ello, hemos decido crear un par de artículos: uno acerca de nuestro equipo y lo profesionales que somos creando y confeccionando cada uniforme; y otro en el que mostremos que una de las cualidades de nuestra empresa es la actitud tan alegre que tenemos siempre, y para ello mostramos un uniforme verde fosforescente. ¿Cuál creéis que será mejor compartir entre semana? ¿Y cuál en fin de semana?

En fin de semana, nos encontramos mas relajados e intentamos siempre alejarnos del trabajo o cualquier tema relacionado con el. Al contrario que en horario de oficina entre semana. Precisamente por eso, el artículo mas profesional tendrá mayor impacto si lo compartimos entre semana y el alegre y «mas relajado» en fin de semana.

 

Dónde compartir

Ya sabemos cuándo compartir y el qué pero, ¿qué hay del dónde? Existen muchas redes sociales que seguro todos conocemos: Google+, Facebook, Twitter, Instagram, etc. Cada una de ellas tiene su público objetivo, así que está en nosotros mismos saber aprovecharse de esa cualidad para llegar al nuestro. Por supuesto, puedes compartir en todas ellas, pero eso no significa que estés llegando al máximo público o incluso ni siquiera a tu público objetivo.

Si el público objetivo de nuestra tienda de ropa tiene una mediana edad, quizás la red social mas adecuada para nuestras estrategias de marketing digital sea Facebook.

 

Cómo compartir

El «branding» y toda la imagen de nuestra marca es algo que tiene que definirse desde los comienzos de nuestros servicios, y tiene que estar presente en cada aspecto y relación que tenga que ver con nosotros. Cuando compartimos contenido, lo que realmente necesitamos es captar la atención del usuario. Cuanto mas profesional parezca la imagen y fiel a nuestra imagen de marca, y mas elaborado y adaptado a nuestro público objetivo sea el texto, mas confianza generaremos en nuestros usuarios. De esta forma, aumentaremos la probabilidad de que estos se conviertan en nuestros seguidores y, tarde o temprano, contraten nuestros servicios o compren nuestros productos.

 

Como vemos, es un mundo realmente complejo en el que disponer de personas cualificadas incrementa las probabilidades de éxito en tus estrategias de marketing. Si tienes cualquier problema o si necesitas ayuda para elaborar la tuya, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de analizar tu proyecto y ofrecerte un presupuesto ajustado a tus necesidades.

Parte administrador de Wordpress dedicada a las plantillas y a su correcta elección de la mejor por Seeyou Marketing.

¿Cómo elegir la mejor plantilla de WordPress?

Ya te has decidido a montar tu blog y finalmente te has decantado por WordPress como tu gestor de contenido (CMS), pero ¿cómo decidir cuál es la mejor plantilla? Más estéticas, más funcionales, de pago, estilo de única página, etc… Guíate por estos sencillos consejos y estamos seguros que conseguirás filtrarlas y dar con tus mejores candidatas.

 

De pago o gratuitas

Lo primero que tienes que definir es el objetivo de tu página web. Este puede ser un WooCommerce (comercio electrónico de WordPress), un blog especializado en algún sector, la web de tu empresa o simplemente tu marca personal. En cada caso existen diferentes requisitos que te llevarán a exigirle mas a esa plantilla, que en definitiva es y será la forma en la que muestras tu imagen. De ahí que sea tan importante la elección de la misma.

Como pasa en muchos ámbitos, ser gratuita o mas barata no significa que sea peor para tu proyecto. Se trata más bien de elegir la mejor plantilla de WordPress que se adapte a tus necesidades y presupuesto. Cabe mencionar que existe la posibilidad de que quieras la exclusividad de una plantilla para tu proyecto web, pero en ese caso mas vale que vayas preparando la cartera, pues no te saldrá barato.

 

Soporte

Uno de los aspectos importantes de las plantillas de pago es que incluyen un tiempo de soporte y atención al cliente «premium«, que suele ser de unos 6 meses. Durante todo este tiempo, disfrutarás de una atención personalizada en la que el creador corregirá cualquier fallo, adaptación o necesidad que te vaya surgiendo en tu web WordPress. Evidentemente, es una opción a tener en cuenta dependiendo de tus conocimientos en programación web y WordPress.

El sistema suele ser a través de tickets de soporte, por lo que, aunque el servicio suele ser bastante rápido, tendrás que tener en cuenta que no es inmediato. Esto puede ocasionar que el proceso de instalación, configuración y personalización se dilate un poco en el tiempo. Si tienes una fecha estimada o límite de puesta en marcha, ten cuidado.

Puede que algunas plantillas gratuitas también ofrezcan soporte, pero al ser de una forma desinteresada, quizás tengas que buscarte la vida para solucionar cualquier inconveniente que haya.

 

Actualizaciones

Las plantillas «premium» suelen disponer de unas actualizaciones constantes. Estas te cubren frente a posibles fallos de seguridad, arreglos de problemas, adaptación a plugins e incluso adaptación a las últimas versiones de WordPress. Esto último es muy importante, ya que una plantilla no compatible con tu sistema puede ocasionar problemas visuales o funcionales, dificultándote o hasta impidiéndote continuar trabajando con tu web. Llegados a ese punto, necesitarás la mano de un experto para restaurar una copia de seguridad de tu web y volver a un estado funcional.

Por supuesto ese sería el peor de los escenarios, pero como veis añade cierta tranquilidad si tu proyecto requiere estabilidad y optimización.

 

Ahorro de tiempo

Normalmente, las plantillas de pago también permiten una personalización mayor a través de la interfaz de administrador de WordPress. De esta forma, podrás modificar algunos aspectos de la página web con tan solo un par de clics y sin tener que modificarlos manualmente a través de código usando tus habilidades de programación web.

 

Documentación

Por otro lado, una plantilla de pago suele venir acompañada de una documentación muy extensa que te ayudará y guiará durante todo el proceso de instalación, configuración y personalización de la misma. Si no dispones de ella, estoy seguro que serías capaz de hacerlo igualmente, pero quizás necesitarías mas tiempo para descubrir todas las posibilidades que te ofrece.

 

Comunidad

Sin embargo, existe una característica común que siempre va a venir bien. La popularidad (descargas) que tenga una plantilla. Esto te indica que probablemente habrá muchos usuarios usándola y que, por tanto, puede que haya una comunidad de usuarios detrás que vayan descubriendo, arreglando e implementando públicamente fallos o modificaciones en ellas. A veces basta una búsqueda en internet para dar con la solución a tu problema.

 

¿Y qué hay de las plantillas gratuitas de WordPress?

Están muy estigmatizadas, pero puede que sea la mejor plantilla para tu proyecto. Si es tu primera toma de contacto con este gestor de contenidos (o CMS), si es para tu blog personal o si vas a crear un nuevo proyecto en fase de pruebas. Es increíble ver los resultados de una buena personalización a estas plantillas, consiguiendo resultados muy atractivos.

 

Si tienes cualquier problema con tu plantilla de WordPress o si necesitas ayuda para montar tu página web, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de analizar tu proyecto y ofrecerte un presupuesto ajustado a tus necesidades.