Parte administrador de Wordpress dedicada a las plantillas y a su correcta elección de la mejor por Seeyou Marketing.

¿Cómo elegir la mejor plantilla de WordPress?

Ya te has decidido a montar tu blog y finalmente te has decantado por WordPress como tu gestor de contenido (CMS), pero ¿cómo decidir cuál es la mejor plantilla? Más estéticas, más funcionales, de pago, estilo de única página, etc… Guíate por estos sencillos consejos y estamos seguros que conseguirás filtrarlas y dar con tus mejores candidatas.

 

De pago o gratuitas

Lo primero que tienes que definir es el objetivo de tu página web. Este puede ser un WooCommerce (comercio electrónico de WordPress), un blog especializado en algún sector, la web de tu empresa o simplemente tu marca personal. En cada caso existen diferentes requisitos que te llevarán a exigirle mas a esa plantilla, que en definitiva es y será la forma en la que muestras tu imagen. De ahí que sea tan importante la elección de la misma.

Como pasa en muchos ámbitos, ser gratuita o mas barata no significa que sea peor para tu proyecto. Se trata más bien de elegir la mejor plantilla de WordPress que se adapte a tus necesidades y presupuesto. Cabe mencionar que existe la posibilidad de que quieras la exclusividad de una plantilla para tu proyecto web, pero en ese caso mas vale que vayas preparando la cartera, pues no te saldrá barato.

 

Soporte

Uno de los aspectos importantes de las plantillas de pago es que incluyen un tiempo de soporte y atención al cliente «premium«, que suele ser de unos 6 meses. Durante todo este tiempo, disfrutarás de una atención personalizada en la que el creador corregirá cualquier fallo, adaptación o necesidad que te vaya surgiendo en tu web WordPress. Evidentemente, es una opción a tener en cuenta dependiendo de tus conocimientos en programación web y WordPress.

El sistema suele ser a través de tickets de soporte, por lo que, aunque el servicio suele ser bastante rápido, tendrás que tener en cuenta que no es inmediato. Esto puede ocasionar que el proceso de instalación, configuración y personalización se dilate un poco en el tiempo. Si tienes una fecha estimada o límite de puesta en marcha, ten cuidado.

Puede que algunas plantillas gratuitas también ofrezcan soporte, pero al ser de una forma desinteresada, quizás tengas que buscarte la vida para solucionar cualquier inconveniente que haya.

 

Actualizaciones

Las plantillas «premium» suelen disponer de unas actualizaciones constantes. Estas te cubren frente a posibles fallos de seguridad, arreglos de problemas, adaptación a plugins e incluso adaptación a las últimas versiones de WordPress. Esto último es muy importante, ya que una plantilla no compatible con tu sistema puede ocasionar problemas visuales o funcionales, dificultándote o hasta impidiéndote continuar trabajando con tu web. Llegados a ese punto, necesitarás la mano de un experto para restaurar una copia de seguridad de tu web y volver a un estado funcional.

Por supuesto ese sería el peor de los escenarios, pero como veis añade cierta tranquilidad si tu proyecto requiere estabilidad y optimización.

 

Ahorro de tiempo

Normalmente, las plantillas de pago también permiten una personalización mayor a través de la interfaz de administrador de WordPress. De esta forma, podrás modificar algunos aspectos de la página web con tan solo un par de clics y sin tener que modificarlos manualmente a través de código usando tus habilidades de programación web.

 

Documentación

Por otro lado, una plantilla de pago suele venir acompañada de una documentación muy extensa que te ayudará y guiará durante todo el proceso de instalación, configuración y personalización de la misma. Si no dispones de ella, estoy seguro que serías capaz de hacerlo igualmente, pero quizás necesitarías mas tiempo para descubrir todas las posibilidades que te ofrece.

 

Comunidad

Sin embargo, existe una característica común que siempre va a venir bien. La popularidad (descargas) que tenga una plantilla. Esto te indica que probablemente habrá muchos usuarios usándola y que, por tanto, puede que haya una comunidad de usuarios detrás que vayan descubriendo, arreglando e implementando públicamente fallos o modificaciones en ellas. A veces basta una búsqueda en internet para dar con la solución a tu problema.

 

¿Y qué hay de las plantillas gratuitas de WordPress?

Están muy estigmatizadas, pero puede que sea la mejor plantilla para tu proyecto. Si es tu primera toma de contacto con este gestor de contenidos (o CMS), si es para tu blog personal o si vas a crear un nuevo proyecto en fase de pruebas. Es increíble ver los resultados de una buena personalización a estas plantillas, consiguiendo resultados muy atractivos.

 

Si tienes cualquier problema con tu plantilla de WordPress o si necesitas ayuda para montar tu página web, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de analizar tu proyecto y ofrecerte un presupuesto ajustado a tus necesidades.